1. Consume alimentos energéticos como cereales y tubérculos para conseguir cubrir tus necesidades. Arroz, maíz, trigo o patata son básicos en tu dieta. Siempre que puedas consume los cereales integrales.

Más »

Más de una vez seguro que después de un domingo de salir a correr o incluso de una carrera con los amigos ha caído una cervecita para calmar la sed y pasar un buen momento entre amigos y compañeros. Un estudio realizado por la Universidad de Granada nos quita la sensación de culpa.

Más »

Los aminoácidos ramificados (denominados también BCAAs por sus siglas en inglés) se refieren a los aminoácidos leucina, isoleucina y valina.

Más »

Todos, casi sin excepción nos hemos visto en la situación de seguir comiendo ese plato que tanto nos gusta, aun cuando sentimos que nuestro estómago va a estallar.

Más »

El índice glucémico (IG) hace referencia a la respuesta en la glucosa sanguínea después de consumir un alimento que contiene carbohidratos comparado con un alimento de referencia durante 2 horas (glucosa o pan blanco), es decir mide el incremento de la glucosa en sangre después de ingerir el alimento.

Más »

Además de por placer, nos alimentamos para obtener energía y para ello es necesario digerir los distintos macronutrientes que se encuentran en los alimentos. Te desvelamos todos los secretos sobre la digestión y asimilación de estos nutrientes:

Más »

Generalmente asociamos pérdida de peso con la disminución de ingestas, y por esto suprimimos la mayoría de las veces la media mañana y la merienda. Este error conduce a un enlentecimiento metabólico y por lo tanto a mayor dificultad en casos de pérdida de peso o crecimiento muscular.

Más »