Cada vez son más los estudios que indican que, para tener una piel cuidada y sana, no sólo hay que cuidarla desde fuera con cremas y lociones hidratantes, sino que también debemos nutrirla y cuidarla desde dentro, o, lo que es lo mismo, debemos incluir en la dieta una serie de nutrientes y alimentos que son fundamentales para que se regenere y se hidrate correctamente.

Estos son los alimentos fundamentales que debes tomar para mantener tu piel en unas condiciones óptimas.

  • Frutas y verduras: son fuente natural de vitaminas, fibra, minerales y diferentes antioxidantes que ayudan a conservar la elasticidad y la hidratación de nuestra piel. Poseen las propiedades básicas para disfrutar de una epidermis saludable. La ingesta adecuada de frutas y verduras nos aporta:
  • Vitamina C: básica para sintetizar colágeno y para mantener en buen estado la capa hidrolipídica de la piel (mezcla de sebo y sudor que recubre la parte exterior de la epidermis).
  • Vitamina E: Nos ayuda a combatir los radicales libres que nos hacen envejecer y protege contra los peligros del medio ambiente, como la contaminación y la sobreexposición a los rayos solares.
  • Vitamina A: ayuda a conservar la piel en buen estado e hidratada. Es, probablemente, la vitamina que contribuye más a mantener la piel sana y a potenciar el bronceado, ya que favorece el desarrollo de pigmentos.
  • Pescado: pescado azul, que contiene grasas poliinsaturadas, ácidos omega-3, vitamina A y minerales. Los omega-3 tienen un papel fundamental en el buen estado de la piel.
  • Arroz y legumbres: el arroz contiene vitaminas del grupo B y, las legumbres, una cantidad elevada de fibra, antioxidantes y minerales como el calcio, el magnesio y el hierro. Son alimentos muy interesantes para la piel, ya que ayudan a depurar.
  • Frutos secos: aportan vitamina E, grasas poliinsaturadas y calcio.

Por lo tanto, asegurar un buen aporte nutritivo de vitaminas y de ácidos grasos omega-7, omega-9, omega-3 y omega-6 es fundamental para mantener el equilibrio lipídico de la epidermis y las mucosas y, así, garantizar una retención de agua suficiente para tenerlas hidratadas, sanas, y nutridas.

www.nutriplanet.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

95 − = 87