Los viernes era el día de Pecho y Bíceps, era algo tradicional en los gimnasios. ¿Por qué? Muy fácil porque si salias por la noche a ligar, la camisa quedaba mejor, más ceñida. Normalmente no ligabas nada, pero al menos te llevabas a casa un buen día de entreno.


Por entonces, —y ahora quedan algunos de la vieja escuela que siguen haciendolo— había un ejercicio que no fallaba en la rutina: El Pullover. Y si tenias dieciséis años, se incluía hasta dos veces en la semana, con la esperanza de “ensanchar el tórax” y llegar a ser un titan a base de pullovers bailando eso del: ¡Tiburón, se la llevó, se la llevó!

Pero la verdad es que el pullover es un pobre ejercicio de pecho donde la estimulación es bastante baja comparada con un press de banca, y en un rango de movimiento corto, se estimule más el dorsal y el tríceps braquial en comparación.

pullover

Pero lo verdaderamente peligroso de este ejercicio es el hombro que se ve perjudicado cuando la articulación gleno-humeral se encuentra en la posición más inestable (por debajo de la cabeza) y comprometida para todas sus estructuras pasivas (ligamentos y cápsulas), pudiendo aumentar el estrés sobre la cápsula anterior de la articulación gleno-humeral, más concretamente, sobre el ligamento gleno-humeral antero-inferior y tendones del maguito rotador pudiendo desencadenar en inestabilidad articular (Colado y Chulvi, 2008; Colado y García-Masso, 2009).

Igualmente es importante señalar que movimientos repetitivos de abducción y rotación externa en el extremo del recorrido sobre esta articulación puede conllevar a neuropatía supraescapular. Demasiado peligro veo para seguir haciendo este ejercicio, aunque se haga con poco peso, o ejecutando un rango de movimiento más protector, adelantando los codos unos 30º por delante del plano de la escápula, igual que sucede con el press francés.

Aunque habiendo tantas variedad para trabajar el pectoral, en mi juicio, es mejor optar por otros y seguir con la ardua tarea de esculpir el cuerpo. ¡Así que no pares, sigue, sigue!

Esteban Valente: Nutricionista y Personal Trainer

www.nutriplanet.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

+ 47 = 52