Estarás acostumbrado a ver que en todas las publicaciones, recetas o artículos de nutrición se expresan las medidas en raciones, es decir: 5 raciones de frutas, 2-3 de lácteos, etc.

Cuando empleamos este término nos referimos a la medida estándar de la que partimos para calcular la energía y los nutrientes que nos aportan, pero ¿cómo podemos calcular de una forma práctica su equivalencia?

A continuación te lo explicamos:

Una ración de carne debe ser aproximadamente del tamaño y grosor de la palma de la mano.
Una ración de lácteos equivale a una taza de leche, un yogur o una loncha de queso.
Una ración de verduras puede ser de cantidad ilimitada, por ejemplo un plato hondo o una taza.

Los almidones se medirán en tazas (cereales, pasta cocida, arroz…) o será similar al tamaño de una pelota de tenis (hay que tener en cuenta que la pasta absorbe el doble de agua duplicando su tamaño una vez cocida).

Las grasas se miden por cucharadas. Una ración diaria equivale a dos cucharadas soperas de aceite o un puñado de frutos secos.

¡ Con estas equivalencias seguro que te será más fácil controlar los alimentos que consumes al día !
www.nutriplanet.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

6 × = 48