Cada vez son más los seguidores del running. Al tratarse de un ejercicio con carga principalmente aeróbica, nos permite obtener unos beneficios para la salud importantes (activación del sistema cardiovascular, quema gran cantidad de calorías, controla, el colesterol, la diabetes y la hipertensión arterial…).

El Estudio Biomecánico está constituido por diferentes fases que completarán el análisis global de la pisada.

El Estudio Biomecánico está constituido por diferentes fases que completarán el análisis global de la pisada.

No obstante, no todo son pros, ya que por otro lado, al también es un deporte que puede perjudicar a quien lo practica ya que puede ser dañino para las articulaciones, tanto de la rodilla como del tobillo. Así, para evitar posibles lesiones, en primer lugar tendremos que aprender a correr. También es obligatorio averiguar cómo pisamos con el fin de mejorar nuestra pisada y elegir el calcado que mejor se adapta a ella.

 Existen nuevos avances tecnológicos que nos permiten mejorar nuestra forma de andar y correr y, de esta manera, prevenir lesiones que pueden aparecer no sólo con la práctica de deporte, sino también al desempeñar las actividades más cotidianas.

 El estudio de la pisada sirve para conocer cuál es nuestro tipo de pisada, y si existe o no la necesidad de emplear unas plantillas personalizadas para corregir algún defecto.

Qué es el estudio de la pisada

Existen diversos estudios de pisada  en el mercado, los cuales hay que estudiar y valorar en base a nuestras necesidades, ya que, dependiendo del estudio elegido, nos deberemos rascar más o menos el bolsillo.

 El estudio más sencillo disponible, es el que se ofrece en algunas tiendas de ropa. No obstante os aconsejamos que tengáis cuidado con esta elección. Si bien es cierto que el personal ha recibido información sobre cómo realizar dicho estudio, son los mismo vendedores los que os aconsejan que calzado elegir entre los resultados obtenidos. Tened en cuenta que dicho personal  no forma parte de un equipo especializado sanitario, por lo que no se trata de un estudio adecuado para aquellas personas que puedan tener problemas médicos asociados, que puedan agravarse al caminar o correr, o para aquellas personas que se quieran dedicar a correr de una manera profesional o semi-profesional.

Mucho más especializado es el estudio biomecánico de la pisada, en el que se llevará a cabo un análisis del pie tanto en posición estática (simplemente estando parados de pie) como en movimiento (andando y en carrera). De esta forma se analizarará,  cómo afecta el movimiento a otras parte del cuerpo (rodilla, cadera y espalda). Por tanto, este estudio está orientado a evitar o reducir ciertos problemas médicos, como pueden ser esguinces, tendinitis, sobrecargas musculares, basculaciones pélvicas, etcétera.

 El estudio biomecánico está constituido por diferentes fases que completarán el análisis global de la pisada. En primer lugar, el especialista hace una exploración articular y muscular con el paciente tumbado en la camilla, con el objetivo de valorar el estado físico del paciente de una manera rápida. Después se emplea una plataforma de presiones en la que se realizará un doble trabajo:

  • Análisis estático de la postura y de la huella del pie. El paciente permanecerá de pie durante unos segundos encima de una plataforma que está conectada a un ordenador. Esta plataforma hará un escaneado del pie y mandará la imagen a una pantalla de ordenador donde podrá ser estudiada por el especialista. Así se conocerá también el reparto del peso del cuerpo en cada uno de los pies cuando se está en esa postura.
  • Análisis dinámico de la postura y de la huella del pie. El paciente deberá caminar –y, probablemente, correr– encima de la plataforma de presiones, como si estuviera utilizando una especie de cinta de correr en el gimnasio. Toda la información será registrada de nuevo por el ordenador.

 Una última parte que suelen incluir los estudios biomecánicos, es el análisis cinemático del movimiento gracias a una serie de marcadores que se colocan en los pies y piernas, y que ofrecen un estudio tridimensional de la pisada.

 Con toda la información, el especialista realizará un informe en el que valorará si es necesaria alguna corrección para evitar problemas de salud. Estas recomendaciones pueden ir desde la asistencia a rehabilitación, a unas sencillas plantillas que serán elaboradas en talleres de ortopedia basándose en los resultados del estudio biomecánico.

www.nutriplanet.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

× 5 = 10