Los frutos secos y las semillas son una fuente natural de energía y nutrientes excelentes para tomar entre horas o como parte de la media mañana, merienda o incluso como ingredientes de postres y platos principales.


Los frutos secos secos son aquellos frutos cuya parte comestible contiene menos del 50% de agua. Desde la prehistoria los frutos secos y las semillas han servido de fuente de grasas saludables, proteínas, fibra, vitaminas como la vitamina E o C y minerales como el fósforo, calcio, o el hierro. Además son ricos en sustancias antioxidantes y bioactivas con capacidad de proteger el sistema cardiovascular. Los frutos secos también son ricos en arginina, precursor del óxido nítrico, sustancia vasodilatadora y antiagregante plaquetaria.

Además como sus carbohidratos son complejos y contienen niveles elevados de fibra, contribuyen a mantener la glucemia estable y combatir la obesidad.

Se recomienda consumir entre 1 y 5 raciones de frutos secos naturales a la semana (265 g por ración).

www.nutriplanet.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

13 + = 22